jueves, 20 de noviembre de 2014

Actuación de personal voluntario en los centro educativos para apoyo del alumnado con neae

(fuente:rrhhjunior.com)
En esta entrada quisiera ponerles a su disposición la normativa que puede abrir as puertas a las actuaciones especificas y concretas con el alumnado con neae en el propio centro escolar. En la Comunidad de Canarias existe el papel de voluntario, de forma que sin ánimo de lucro y sin buscar intenciones labores, muchos profesionales que atienden a nuestro alumnado en sus centros o gabinetes pueden complementar su actuación partiendo del entorno del niño, la escuela. 

Resolución de 9 de febrero de 2011, por la que se dictan instrucciones sobre los procedimientos y los plazos para la atención educativa del alumnado con necesidades específicas de apoyo educativo en los centros escolares de la Comunidad Autónoma de Canarias.

"Requisitos para la actuación de personal voluntario que colabore en el apoyo del alumnado con necesidades específicas de apoyo educativo. 
Para colaborar en la atención educativa del alumnado con NEAE dentro o fuera del aula ordinaria, las asociaciones de padres y madres o instituciones públicas o privadas, mediante convenio o protocolos de colaboración con la Consejería de Educación, Universidades, Cultura y Deportes, podrán proporcionar al centro educativo personas voluntarias que intervengan dentro o fuera del aula, cumpliendo los requisitos que se exponen a continuación:

a) El voluntariado en los centros educativos se regirá por los principios de gratuidad y complementariedad, y estarán sujetos a lo recogido en la Ley 4/1998, de 15 de mayo, de voluntariado de Canarias.

b) Las personas voluntarias también podrán ser padres, madres o tutores y tutoras legales de escolares u otras personas con formación, competencia o titulación adecuada para la actividad que va a desempeñar con los alumnos y alumnas, así como estudiantes de máster o del último curso de los grados de psicología, pedagogía o psicopedagogía.

c) La presencia de esta persona en el centro y en el aula estará sometida a lo regulado en el respectivo convenio. Se aprobará anualmente en una adenda del convenio el número total de personas voluntarias, nombres, tareas, centros escolares y alumnado afectado.

d) El Consejo Escolar de cada centro determinará cuáles y cuántos voluntarios o voluntarias podrán intervenir en el centro. Su actuación será siempre en la condición de colaborador y en presencia y bajo las instrucciones del docente del aula, profesorado de apoyo a las NEAE o de audición y lenguaje, en el contexto de las normas de funcionamiento del centro escolar.

e) Deberá tener autorizado el plan de actuación en el aula por el Consejo Escolar del centro, en el contexto del proyecto educativo y de la programación general anual. Por tanto será el propio Consejo Escolar el órgano encargado de estudiar y aprobar las propuestas que pudieran presentarse para el desarrollo de actividades de voluntariado.

f) El voluntario o voluntaria se dedicará especialmente a prestar asistencia, dentro y fuera del horario escolar, al alumnado que presente NEAE, para mejorar sus posibilidades de participación y el avance en sus aprendizajes, en las actividades del aula, complementarias y extraescolares.

g) Los centros determinarán, dentro de su plan de atención a la diversidad, las funciones que se les puede asignar a las personas voluntarias, las limitaciones a su actuación que estimen pertinentes, las relaciones con los demás miembros de la comunidad educativa y los mecanismos de resolución de conflictos.

h) Los voluntarios o voluntarias no podrán realizar tareas de sustitución ni total ni parcial del personal del centro, ni labores de mantenimiento, ni ninguna otra actividad que constituya el desempeño de una determinada profesión de ejercicio libre.

i) Los voluntarios o voluntarias deberán disponer de la cobertura de responsabilidad establecida en la Ley 4/1998, de 15 de mayo, de voluntariado de Canarias y el resto de la normativa vigente, por la entidad que patrocina a las personas voluntarias o los estudios mencionados. Este aspecto deberán acreditarlo ante el director o directora del centro, quien lo comunicará a la Inspección de Educación de zona.

j) La dirección del centro y la Inspección de Educación de zona velarán por el cumplimiento de las condiciones anteriores. La dirección evaluará la actuación del voluntario o voluntaria y propondrá al Consejo Escolar su continuidad o no, o los cambios que procedan".

Y así es como la normativa abre la puerta a que todos aquellos que apuestan por una educación inclusiva y de calidad puedan plantear programas de actuación a desollar dentro del propio centro escolar, en un ambiente de COLABORACIÓN, con una idea común: mejorar las habilidades del alumnado con neae, realizar una aprendizaje lo más contextualizado posible y que los aprendizajes sean funcionales.

Espero que dentro de nada, los coles se llenen de voluntarios, pues un centro escolar debe estar abierto a toda su comunidad educativa, y el alumnado con necesidades específica de apoyo educativo forma parte de ella.

jueves, 13 de noviembre de 2014

El maestro perfecto

(fuente: www.kostleige.com/)

Puede que el título de esta entrada lleve a confusiones, no voy a reflexionar sobre como debe ser un docente del siglo XXI (de eso ya he hablado en otra anterior), hablo de esa sensación que algunos llegamos a reconocer entre nuestras emociones, la necesidad de ser un maestro perfecto. De sentir que estamos obligados (sí, obligados) a saber de todo, a intentar especializarnos, en conocer màs y mejores técnicas para aplicar en nuestra actuación docente, en creer que nunca es suficiente, que queda tanto por conocer, tanto por aprender... 

Y es cierto que una parte de esa emoción es buena, ya que nos empuja hacia adelante, hacia el avance, hacia la mejora de nuestra práctica pero a su vez ese mismo sentimiento nos produce desasosiego, miedo, inseguridades pues... por mucho que uno lo desee es imposible estar en todo. Saberlo todo, dominarlo, controlarlo.

Así que lo único que se me ocurre decir es que debemos ser conscientes de nuestras propias limitaciones que como humanos tenemos, trazar una ruta de vida y hacerlo lo mejor que podamos. Parte de tu realidad hacia tus sueños, y en el camino vete construyendo, programa tus conocimientos, organiza tus prioridades y necesidades, para convertirte en ese profesional que quieres ser. Que ves con completa claridad cuando cierras los ojos.

Creo que me estoy pasando de profunda pero esto de la educación, la de verdad, tiene mucho de psicología, de resiliencia, de intercambiar papeles y convertirnos en estudiantes, pues cada día aprendemos algo nuevo, experimentamos algo nuevo, pues cada día es un nuevo escenario de aprendizaje.

Con esta entrada solo quiero dejar por escrito ideas que me rondan por la cabeza, acotar un sentimiento que, creo, nunca desaparecerá y que espero me lleve a conocer nuevas teorías educativas, nuevos recursos que hagan mejorar mi práctica educativa un poco más en cada ocasión.


con subtítulos en español (aquí)

jueves, 6 de noviembre de 2014

Bombardeo de información

(fuente: www.rauldiego.es)
En ocasiones cuando navego por Internet siento que en realidad estoy viendo el tele-tienda. No puedo evitar sentir que me bombardean con información educativa que promete, si no jura, que es la mejor aplicación educativa hasta el momento, el mejor recurso educativo, el más y mejor nutrido de los enlaces on-line y al final, después de tanto bombardeo y mil pantallas abiertas en el ordenador siento que más que nunca me están poniendo a prueba en eso de la Competencia Digital.

Esa competencia digital en donde no solo debemos saber buscar información en las redes, sino en ser críticos con ello, siendo capaz de separar el grano de la paja y quedarnos con esos que realmente valen la pena y nos ayuda en nuestro día a día.

No existen fórmulas mágicas para atender en el ámbito educativo pero sí es cierto que existen una enorme, grandísima, lista de recursos que nos ayudan a programar, nos facilitan la tarea a la hora de crear tareas, de recursos on-line dinámicos, con calidad y que motivan en un 200% a nuestro alumnado pero para llegar a eso, primero hay que pasar por muchos otros malos, de poca calidad y difíciles de llevar al aula.

¿Qué hacer entonces? Armarse de paciencia y crear un listado de materiales que nos gustan, que nos sirven, que consideramos de calidad para la atención del alumnado con o sin necesidades específicas de apoyo educativo. Pues ante la avalancha de editoriales y descargas hay que poseer un criterio propio ante el material que se encuentra a nuestra disposición.

Solo a través de la experiencia, al observar, leer, utilizar y aplicar eso que nos venden como la panacea seremos capaces de discernir entre lo que vale la pena, de lo que no.

jueves, 30 de octubre de 2014

Libros en pdf

Aquí les dejo con el material que ha publicado la Consejería de Educación en la comunidad de Canarias para trabajar la educación emocional. Espero que les ayude y oriente a la hora de enfrentarse a la nueva asignatura en la etapa de Primaria, Educación emocional y creatividad.


jueves, 23 de octubre de 2014

Orientaciones para novatos III

(fuente: quedateaki.co)

Cuando hablo de novatos no pretendo hacerlo de manera despectiva, sino como una forma de definir a aquellos que fuimos estudiantes de magisterio o empiezan a trabajar en esto de la Educación, de verdad, en un centro educativo real. ¡Qué perdidos nos sentimos en un principio!, ¡qué de dudas nos asaltaban en cada jornada escolar!, cuántas inseguridades nos rondaban... y tal vez les sirva de consuelo escuchar que algo de eso no se pierde nunca en esto de la educación.

Cada vez que se comienza en un nuevo destino, es un volver a comenzar, un volver a consultar dudas, buscar recursos, resolver cuestiones pero sobretodo, un proceso de conocimiento de la idiosincracia del centro escolar en el que te ha tocado trabajar. Pues al igual que tú no les conoces a ellos, no sabes de sus victorias y derrotas, de sus esfuerzos y conocimientos, ellos tampoco saben nada de tí, eres un novato aunque no menos válido que los demás. A través de la observación, de la escucha activa, del lenguaje corporal e incluso del sentir las energías de las personas que serán tus compañeros el tiempo que estés allí, irás aprendiendo, conociendo, deduciendo y tomando tus propias decisiones.

Como sucede en todos los trabajos habrá cosas que te gusten y otras que te motiven menos, habrá compañeros con los que empatizarás, descubrirás formas de dar una clase que te impresiones o otras que te decepcionen pero eso también forma parte del proceso de aprendizaje, como estudiante de magisterio y como docente, pues como siempre digo: de todo se aprende, aunque sea a no hacerlo como ellos.

Los estudiantes de magisterio están en un proceso de aprendizaje, en un proceso de formación académica para ser unos buenos profesionales pero tengo una sorpresa para ellos, ese sentimiento nunca debe desaparecer pues siempre, SIEMPRE, se está en proceso de aprendizaje. Descubriendo por medio de la vivencia, por medio del aprendizaje vicario o por medio de la actualización constante que la formación y el aprendizaje no termina cuando se posee un título universitario o un máster (del  universo), nos acompaña por deformación profesional.

Un docente debe ser un estudiante constante, sumando experiencias y conocimientos en todo momento.

jueves, 16 de octubre de 2014

Oro parece... pero solo parece

(fuente www.cosasdivertidas.net)
Estas semanas he estado inmersa en la lectura del currículum de la etapa de Primaria para la comunidad de Canarias y puede que esté sufriendo un ligero síndrome de Estocolmo. Puede que haya estando viendo lo que me parezca una cosa cuando, si me fijo bien, tal vez no sea así.

Me parece un gran avance sentarse y reducir la carga del currículum pues, como ya he dicho en otras ocasiones, España es uno de los países de la UE que más contenidos curriculares posee. Y, en la realidad, nunca existe el suficiente tiempo para darlo todo sin caer en el currículum turístico, ese que pasamos por encima y casi de puntillas.

Me parece un acierto determinar los estándares evaluables por niveles y no por ciclos, ya que de esa forma concretamos aún más los parámetros a los que hay que llegar sí o sí. Menos interpretaciones y más concreción.

Me parece un acierto que de una vez por todas nos centremos en el menor como eje activo de su aprendizaje, en donde él sea el protagonista y no el profesor, o el libro de la editorial menglanita o ciclanita. Parece que al quitar lo superfluo, volvemos a lo esencial, que la escuela sea un lugar de experimentación y vivenciación... y no en una fábrica de clones, de una tortura.

Puede que esté sufriendo un síndrome de Estocolmo en toda regla pues si damos otro paso más, nadie  sabe cómo, ni cuándo, ni con qué medios, ni con qué exigencias, ni con qué fin se hace todo esto pues una cosa es lo que se dice y otra muy distinta, lo que es.

Supongo que todo es como siempre, uno lee, hace el esfuerzo de comprender, vive, trabajar y en el día a día se irá dando cuenta hasta que punto nos quieren vender el pescado.

jueves, 9 de octubre de 2014

Educación emocional ¿real?

(fuente: blog.chupetitos.com)

Al enterarnos de que en la Comunidad de Canarias se comenzaría a impartir la asignatura de Educación Emocional nos sentimos impactados por tan atrevido gesto de modernidad, asombrados de que un tema tan etéreo fuera llevado a las aulas y contentos al ver que se habían tomado en cuenta muchas de las voces que requerían la enseñanza de la inteligencia emocional dentro de las aulas como motor de cambio de la sociedad.

Personal y profesionalmente soy de las que cree que si no vemos a la persona que tenemos delante, si no somos capaces de entender que el alumno es algo más que ese chico que se sienta en la silla y copia los enunciados de los ejercicios poco podremos sacar de él. La implicación emocional en las aulas debe ser real para que, tras esa conexión, consigamos que el alumno sea consciente de todo su potencial, de todas sus capacidades y habilidades, comience a valorarse con sus fortalezas y debilidades. Elementos intrínsecos para ser una persona equilibrada, con buena autoestima, consciente de lo que le rodea y queriendo formar parte de ello.

La teoría está recogida en cientos de libros que podemos encontrar en bibliografías recomendadas, los contenidos los encontramos en el currículo pero... me surge una pregunta: ¿puede cualquier persona impartir esta materia?

Creo que la respuesta en un simple NO. Cualquier docente no puede impartir esta asignatura sin creer en ella, sin ver la importancia que tiene, sin estar convencido de la necesidad de explicitar un alfabetización emocional para conseguir nuestra meta: educar a niños equilibrados.

Partimos de la base de que si no se cree, no se entiende y no hay intención de aceptar el concepto de educación emocional y por extensión, su presencia en el ámbito educativo estamos ante un docente que no conseguirá nada de su alumnado, no obtendrá resultados y eso solo servirá para confirmar sus pensamientos y teoría, de que eso de la educación emocional es una tontería.

Los alumnos nunca se abrirán ante un profesor así, los niños huelen a las personas que viven bajo el lema "haz lo que digo y no lo que hago" y no les gusta nada. No serán participativos, darán la "vara", molestarán, incordiarán, harán de la sesión una pesadilla y solo exigirán que se les apruebe por la cara, porque es otra asignatura vacía.

De ahí la importancia de saber seleccionar bien al docente. Porque, aunque no sea un experto, si cree en la utilidad, si confía en su beneficio, si apuesta por ella, se le notará. Dará lo mejor de sí mismo en cada sesión, se formará, se especializará si es necesario porque entiende que esta asignatura ayudará a esos enanos a lo largo de su vida, para siempre. Entiende que será el responsable de potenciar unas habilidades que les harán ser más flexibles, más comprensivos, más empáticos, más respetuosos y por extensión en mejores personas. Y eso es una gran responsabilidad.

Creo que estamos ante un momento crucial en el campo de la educación y si lo hacemos bien, puede que hayamos encontrado ese elemento que nos faltaba para completar el concepto de educación, esa que se escribe con letras mayúsculas.