jueves, 18 de septiembre de 2014

Listas de papel

(fuente: www.canariasconestilo.com)

Cada septiembre me veo ante un folio en blanco, cada septiembre intento plasmar en papel las expectativas y planes que pretendo llevar a cabo en el curso escolar, porque para mí septiembre es el momento ideal para determinar objetivos y metas, establecer propuestas de año nuevo pero a 25 grados. 

Personalmente necesito hacer ese trabajo de introspección, profesionalmente lo considero un gesto esencial y básico para acercarme más y más a ese concepto de docente que tanto me gusta, ese que siempre está aprendiendo, ese que no le importa pasar al otro lado y convertirse en estudiante para mejorar, para superarse y alcanzar la excelencia educativa.

Y mientras que un año se trata de metas formativas, en otras ocasiones se trata de otras que me enriquecen como persona, metas que me obligan a alejarme de mi zona de confort y permiten descubrir una nueva afición, un nuevo matiz, una nueva forma de relacionarme con el mundo, y de ese modo mejorar como docente, mejorar como persona. 

Porque en esto de educación no solo cuenta el currículum vitae de cada uno sino también la calidad humana, el saber ponerse en la piel del otro, el tener una mente abierta y estar dispuesto a verlo todo desde otro punto de vista. Ser capaz de ser empático es una de las claves para lograr avances y uno fortalece la empatía cuando experimenta lo que otros cuentan, lo que otros consideran importante.

Como cada año, inicio mis listas de papel en donde apunto todas esas ideas que me rondan sin importar si serán o no posibles, nosotros lo intentaremos... ya se verá si se puede aunque... todo está por empezar.

2 comentarios:

miguel vg dijo...

buen comienzo de curso y que se cumpla todo lo de tu lista.

Blen dijo...

Muchas gracias Miguel, espero que tu curso tb sea bueno. Un saludo